Las vallas publicitarias tienen la finalidad de exponer tu marca, servicio o producto a la mayor cantidad de personas que transiten por el lugar donde esté ubicada, eso no significa que debas diseñar este anuncio para todo tipo de público sin tener un enfoque claro de a quienes deseas llegar, pero este punto lo evaluaremos más adelante, por ahora me gustaría comenzar por decirte que es una valla publicitaría.

De acuerdo con Wikipedia:

una valla publicitaria o un panel publicitario, es una estructura de publicidad exterior consistente en un soporte plano sobre el que se fijan anuncios publicitarios.

Entonces podemos decir que una valla publicitaria es un cartel que se encuentra en la calle y que tiene un soporte plano sobre el que se publican anuncios, hoy en día se pueden encontrar vallas publicitarias tradicionales impresas o pintadas sobre una superficie (vinil, metal, madera, concreto entre otros) y vallas digitales (pantallas de luces), convenientemente colocada a la vista del público que pase por la zona, podemos ver muchas vallas en las calles y estas ya forman parte del paisaje urbano en muchos sitios.

Por sus especiales características, las vallas no se colocan en las fachadas de viviendas sino en lugares deshabitados tales como:

Te sorprenderá saber que, a pesar de la creciente popularidad de los anuncios digitales y las redes sociales, las vallas publicitarias siguen siendo a día de hoy una de las herramientas de marketing más efectivas y asequibles.

Factores que influyen en el costo de la publicidad en vallas publicitarias.

Valla tradicional vs valla digital

Las vallas publicitarias tradicionales o en papel, a diferencia de las digitales, no tienen que compartir espacio con otras marcas dentro de la misma valla y pueden representar su negocio sin restricciones, durante varios meses.

En cambio, las vallas publicitarias digitales son más dinámicas y entretenidas, pero requieren mucha energía para mantenerlas encendidas, comparten espacio con otras marcas que se anuncian en la misma valla y el mensaje puede perderse o pasar desapercibido si no es lo suficientemente llamativo para el público.

Teniendo claro que es una valla, podemos evaluar cómo sacarle provecho a este recurso para atraer más clientes a nuestra marca, por esta razón te comparto unos tips para diseñar vallas publicitarias exitosas.

Tips para la construcción de una valla publicitaria

Que se entienda a simple vista.

1. Distancia entre la valla y el público

Ten en claro el espacio donde irá la valla y la distancia en la que lo miran las personas que transitan por el lugar, de nada nos sirve una publicidad con el mejor diseño y contenido pero imposible de leer o interpretar a primera vista.

Un estudio descubrió que se leen el 48% de las vallas publicitarias dentro de la línea de visión de un conductor.

2. Público objetivo

Hay dos puntos importantes, en primer lugar, hacia qué público vas a dirigir tu mensaje, preguntas como la edad, el sexo, el estilo de vida y recursos económicos debe figurar en este perfil que se va a establecer.

La otra cosa que debes evaluar es ¿qué estaría haciendo tu público objetivo al pasar por el lugar donde está tu valla? En promedio cuantos de ellos estarían caminando, manejando, paseando, de camino al trabajo, ¿estarían sentados en un restaurante?… Imaginar este escenario nos puede ayudar a identificar como podría destacar mejor nuestro mensaje, incluso cambiaría la forma en la que lo presentamos.

3. El mensaje

Las personas tienen cada vez menos tiempo para leer y si a eso le sumas una calle donde hay varias vallas publicitarias, podrás entender que debes destacar no solo con la imagen sino con un mensaje conciso de lo que deseas comunicar, siendo concreto puedes evitar el excedente de texto que la mayoría no leerá. En lugar de crear un anuncio que todo el mundo recuerde, trata de que recuerden el mensaje completo de lo que quieres hacer llegar.

 ¿cómo podemos lograr esto?

Puedes realizar un brief con el objetivo para el cual deseas la valla y las posibles preguntas que deberías responder a tu público objetivo acerca de tu producto o servicio, ejemplo:

Crea tu lista de preguntas manteniendo el enfoque en el objetivo principal e intenta contestar de forma concisa bien sea a través de textos o imágenes que puedas aportar a tu valla publicitaria sirviendo como lluvia de ideas.

Con los mensajes cortos podrás dar al espectador la forma fácil de recordar el mensaje, palabras fáciles y exactas harán que se quede en la mente por más tiempo, puedes colocarlas en la parte baja del anuncio.

Recuerda que la idea principal es que el que vea el mensaje recuerde el anuncio y su finalidad, no debes contar la historia de la empresa o hacer una lista con detalle del producto, deja que se interesen por él y que deseen buscar más información de él.

4. Concepto o estilo gráfico

Los elementos que componen el anuncio son clave para el éxito o la fórmula para el desastre, supongamos que ya tenemos el lugar y el espacio donde ubicaremos nuestro cartel o valla publicitaria, tenemos lo que queremos transmitir y a quienes deseamos llegar, ahora podemos proceder a evaluar color, estilo, tipo y tamaño de letras.

Color

No esta mal usar colores que sean audaces, prominentes y que destaquen nuestro anuncio. El color es de suma importancia y por lo general se tienden a combinar colores con contrastes que sobresalgan, el punto es que sea un anuncio con colores brillantes o con un sentido que destaque sobre el paisaje que lo rodee, si por ejemplo nuestra valla se ubica en un entorno donde predomina el rojo, lo ideal es colocar un color diferente o que sobresalga de ese entorno.

Algunos contrastes populares utilizados son:

Jet-black y blanco estándar

Stark Yellow y Lustrous Black

Verde oscuro y blanco

Rojo escarlata y blanco

Para vallas exteriores no se aconseja usar el azul a menos de que sea de forma intencional, como se muestra en la imagen superior, debido a que este se tiende a mezclar con el cielo azul pasando nuestro anuncio desapercibido.

Usar colores que se relacionen con la empresa  ayudan a reforzar la marca.

Imágenes

Una es suficiente. Demasiadas imágenes abrumarán y distraerán al público sobre el mensaje de tu anuncio.

A veces queremos aprovechar al máximo este espacio y queremos incluir un sinfín de acciones a realizar o destacar muchas cosas a la vez y pensamos que por ser un espacio grande cabe toda la información que deseamos que vean nuestros espectadores, sin embargo, esto termina generando un efecto contrario, haciendo un anuncio que resulte confuso para tu audiencia, sobre cargado de información o imágenes y difícilmente capture su atención porque no tienen el tiempo de descifrar todo lo que le has colocado, por esta razón para vallas publicitarias el concepto MENOS ES MÁS cabe como anillo al dedo.

Esto que mencionaré también es obvio y nunca de los nunca debería ocurrir, sin embargo, es algo que he tenido la desgracia de presenciar en anuncios, la calidad de la imagen es importante, usar una imagen con calidad optima vale muchísimo y por el amor de Dios, no usen imágenes con marcas de agua.

Tipografía

De la mano con el consejo anterior, menos, es más, debes recurrir siempre por algo simple y legible, no se recomienda utilizar más de dos tipos de fuentes dentro de un mismo anuncio.

mantenga el tamaño de la fuente enorme. Piensa en términos de visibilidad. Aumente el tamaño de la fuente con el aumento de la altura desde el suelo y la distancia de su audiencia.

Ahora a la cantidad de palabras. Nuevamente, la brevedad es tu mejor amigo. Los lemas o mensajes de marca más potentes e impactantes no tienen más de 15 palabras. Como regla general, no integre más de 5 palabras en una sola línea de texto.

La longitud de las palabras también importa. Si son demasiado largos, es probable que tenga que disminuir su recuento. Solo asegúrese de que haya un espacio adecuado entre ellos y que no parezcan apretados.

También puede envalentonar o poner en cursiva ciertas palabras clave para darles mayor importancia. Tenga cuidado: las palabras en cursiva pueden causar confusión desde la distancia; manténgase alejado de su uso excesivo.

Se sabe que no todos los tipos de letra tienen el mismo espesor, ancho, o la visión de la persona es 20/20, pero si es importante tomar en cuenta un tamaño referencial que nos permita detectar de que tamaño podemos colocar una fuente para que se lea bien de acuerdo con la distancia entre ella y el público que la va a leer.

5. Llamado a la acción (Call to Action)

Representa al elemento ya sea gráfico o textual que invite al público a realizar una acción, bien sea recordar el mensaje, invitarlo a adquirir el producto o servicio, saber donde están ubicados o como localizar a la marca que se anuncia en esta valla. A final de cuentas esta acción es representada por los objetivos planteados para aplicar esta estrategia publicitaria, es decir, el propósito que se haya establecido y que debería cumplir la valla.

Estos son consejos que harán que tu anuncio publicitario sea más llamativo, espero que los tomes en cuenta para un buen diseño y para que puedas posicionarte en la mente del consumidor como un gran producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.